viernes, mayo 01, 2009

Algunas reflexiones de anónimo

El gobierno federal ha sembrado el pánico en toda la República Mexicana bajo la excusa de la "prevención" ante una gripa más aguda producida por un "nuevo" virus.

Los mexicanos ahora viven un singular toque de queda pacífico, mientras la economía se desploma catastróficamente a mayor velocidad que la crisis mundial.

No tenemos infraestructura médica de primer nivel,
no tenemos apoyo a la investigación a nivel nacional,
no existe tecnología de punta mexicana en ningún sector.

Hasta ahora oficialmente sólo existen 15 casos comprobados de influenza porcina (del nuevo virus) siendo que somos casi 110 millones de mexicanos, es decir, sólo se ha confirmado la infección en el 0.00014% de la población. No será peor la desnutrición, la drogadicción, el alcoholismo, la parasitosis, la hipertensión, la diabetes mellitus, las anémias, el SIDA ó el cáncer . . .

Por definición de la OMS (organización mundial de la salud), la SALUD es:

El equilibrio bio psico social de un individuo, y no sólo la ausencia de enfermedad

quiere decir que en 10 días el gobierno federal ha enfermado psicológica y socialmente a millones de mexicanos.

Por otro lado, para prevenir con responsabilidad, se necesita que los mexicanos a diario:

1. Estén muy bien alimentados
2. Recibir educación laica de calidad a cualquier nivel socioeconómico
3. Dar prioridad al desarrollo de la ciencia y la tecnología nacional
4. Vivir en condiciones humanas básicas de desarrollo: salud, alimentación, vivienda, empleo,
y derecho a la educación
5. Promover la sana competencia moral, social, económica, laboral, cultural y deportiva
6. Eliminar la corrupción piramidal en cualquier área
7. Estimular los mecanismos naturales de defensa de cada persona cambiando la filosofía médica
8. Legislar para que los medicamentos se vendan únicamente con receta médica y racionalmente


En fin, este es solo el principio; ¿quieres mas chupacabras o hundirte en la pobreza?

1 comentario:

Pepe dijo...

Muy buenas reflexiones, pero cabe señalar que es obvio que el gobierno miente sobre el número de muertos. Si fueran tan pocos, no le darían tanta importancia al virus.